Se quemó todo

Seguro Incendio

Se quemó todo

Así fue como despertaron a Juan ese jueves en la madrugada.

«Don Juan, se quemó todo»

Sin salir de su asombro corrió hasta su empresa para verificar la peor noticia de toda su vida como empresario. A unas cuadras de distancia podía ver la columna de humo que salía timidamente de las cenizas que había dejado un gran incendio en la planta de producción.

Un error humano, combinado con algunos químicos creó una reacción en cadena que terminó por destruir una gran parte de la infraestructura productiva de la empresa familiar de Juan.

Mientras recorría los escombros Juan tomó su teléfono y llamó a Arango Bueno. Quería verificar su cobertura frente a este suceso desafortunado.

Hacía un par de años habían tomado la decisión de asegurar su planta de producción contra incendio, terremoto y terrorismo, adicionalmente tenían contratada la póliza de lucro cesante y por esta razón las pérdidas de este evento fueron mínimas.

Juan, su familia y sus colaboradores durmieron tranquilos esa noche, sabiendo que estaban asegurados y que pronto todo volvería a la normalidad.

Usted también puede dormir tranquilo, contáctenos y haga que su empresa avance con la menor cantidad de riesgos posibles.

 

 

 

 

Comparte esta historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *